El Perro callejero

Era el año 1959, tenía casi ocho años y para contar esta historia no tengo más remedio que desvelar un secreto que solo los más allegados conocen. En esa época la gente no me llamaba Antonio, me llamaban…

– ¡Toñinnn!

– ¡Si, mamá!

– Ven aquí corre.

¿Habré hecho algo?, no recuerdo haber hecho nada

– ¿Qué quieres mamá?

– Anda, toma la lechera y este dinero y ve a la lechería a por un litro de leche ¿sabrás?, mira que nunca has ido solo.

– Eh, si, si sé, eh ¿Qué es un litro?

– Tu di a Marisa que llene la lechera y la das el dinero que te doy, va justo, no tiene que devolverte nada. Venga y date prisa que la necesito. Cuando vuelvas te dejo salir a la calle con tus amigos. Continuar leyendo “El Perro callejero”

Me acuerdo de…

Me acuerdo de la primera vez que vi el mar. Tenía casi tres años, es el primer recuerdo que tengo de mí vida. Pasábamos unos días en Málaga por trabajo de mi padre. Un día, mientras mi padre trabajaba, mi madre nos llevó a mi hermano y a mí a la playa. Todo su empeño era meterme los pies en el agua, pero yo encogía lo más posible mis piernas para evitar que esa masa enorme de agua me absorbiera, a la vez que no paraba de llorar y gritar.

Continuar leyendo “Me acuerdo de…”